Feedbacks Mindfulness

Aquí encontrará algunos de los comentarios que he recibido de los participantes de mis cursos de Mindfulness. Me conmueve mucho leer cómo la práctica de la Atención Plena, después de un tiempo relativamente corto, cambia positivamente la propia experiencia y mejora significativamente la calidad de vida:

“El curso ha sido óptimo en cuanto a duración, contenido, organización y metodología, combinando prácticas, conceptos teóricos y participación del grupo. Se agradecen especialmente las prácticas grabadas y el envío del material para profundizar.”                                               Daniela F.

“Antes me saturaba el pensamiento con tareas y cosas que quiero hacer y llegaban a bloquearme porque no veía la posibilidad de hacerlo todo. Ahora clasifico mejor lo urgente, lo importante y lo demás es más de relleno.

En general, todos, y especialmente los de mi entorno más inmediato gestionan mejor el estrés habitual del trabajo.

Creo que el curso cubre muchos e importantes temas a los que debemos prestar más atención. Las clases bien estructuradas y enfocadas cada una a un aspecto del mindfulness, con participación de todos los asistentes, son amenas.”                                                                   Miguel O.

“Ahora soy más consciente de cuando me distraigo tanto en el trabajo como en otras actividades del día a día. Soy también más consciente cuando tengo pensamientos o emociones que no me van a ayudar en nada e intento evitarlas.

Al igual que he explicado anteriormente, veo en los demás ese mismo cambio. Cuando hay un pico de trabajo, o las cosas no salen como nos gustarían, veo más control de las emociones y más estabilidad. Los compañeros se irritan y se estresan menos.”                    Paloma M.

“Ser consciente de lo que hago y ser más consciente de mi actitud. Se ha generado un entorno de grupo más unido, y más respetuoso.”     

                                                                                       Marta P.

“Mi principal cambio es el no alterarme tanto cuando surge un problema.”                                                                                          Manel C.

“Soy más consciente de las grandes cosas y de las pequeñas, sea en el trabajo o en el ámbito familiar, saber escuchar, dar opiniones cuando son pensadas y meditadas tener un lenguaje adecuado a las circunstancias. Valorarte y valorar a los demás. En cuanto al trabajo, ahora hay más empatía entre nosotros, somos más colaboradores.”        Josep P.

“Me ha gustado muchísimo este curso, ha superado mis expectativas y creo que me servirá tanto para mi vida laboral como para mi vida personal. Me ha aportado muchos conocimientos nuevos y sobre todo el conocer y poder gestionar mis emociones conmigo misma y con los demás. Me apunté a este curso justamente porque la formadora era Juliane, ya que había hecho una anterior con ella (Liderazgo de equipos). Me gusta muchísimo como formadora porque no solo es cercana sino que explica de maravilla el temario del curso y lo hace muy bien combinándolo junto con las prácticas.”                            Pilar M.

“He mejorado mi observador interno, soy más consciente en los actos, sentidos y actitudes. He aprendido herramientas para deshacer la carga emocional.”                                                                      Arturo F.

“Tener la sensación de disponer de nuevas herramientas para mejorar nuestra relación diaria, con la vida, con el entorno, con las personas y con nosotros mismos.”                                                            Esperanza H.

“Al principio pensaba que en el curso iba a aprender a apreciar más la vida y el entorno  para estar más relajada pero me he dado cuenta de que esto es solamente el principio. Veo cómo empezamos a identificar emociones y observarlas para no reaccionar de una manera tan espontánea y esto es un aprendizaje importante. Me ha encantado el curso tal como ha ido. Espero que siga con lo que he aprendido en la vida cotidiana.”

                                                                                        Phillippa W.

“Me ha gustado mucho el curso y como ha estado organizado. He tomado más conciencia de pequeños actos y momentos. También me ha ayudado a desarrollar un poco más un tema que tengo pendiente: la paciencia. Finalmente, he disfrutado.” 

                                                                                       Montse V.

“En muchas acciones cotidianas soy más consciente de ellas. Consigo pararme en algunos momentos. Creo que ha mejorado mi concentración y a partir de esta, mi memoria. He notado un cambio en las relaciones con los alumnos.”                                                                    Elena G.

“He notado cambios en todos los aspectos y sobre todo en el que más necesitaba, mi capacidad de concentración.”                    Toñi F.

“El curso me ha gustado muchísimo. Ahora tengo más conciencia de lo que me rodea, lo que me hace sentir más relajada y tranquila. En general me siento más concentrada en la apreciación de todo lo que me rodea.”                                                                                             Carme F.

“Me encuentro más tranquila, tengo menos tensión muscular. Me enredo menos en pensamientos sobre el pasado que me generan rabia. Menos sentimientos de culpa por cosas que no tienen importancia. Me agobio menos por cosas que no puedo hacer, mejor gestión del tiempo. ¡Veo más los pájaros que pasan volando!”                                       Charo H.

“He aumentado la autoestima personal, la concentración y el bienestar en general y en situaciones de estrés.”                                  Sandra G.

“He cultivado una actitud de mayor conciencia hacia las cosas, y pongo más atención en mi entorno en general. Para mí, ha sido una combinación ideal de teoría y práctica, excelentes las meditaciones que esperaba cuando llegara el jueves. “                                                Antonia T.

“He dejado de ser tan impulsivo, he mejorado mi autoconocimiento y mis reacciones y reflexiones ante lo que me sucede han ido más controladas.“                                                                                           Edgar G.

“Aprender a no juzgarme tanto, ser más amable conmigo y con los demás. Saber parar mis momentos más reactivos con respiración, ser más consciente de mi presencia.

Juliane, no dejes de aprender y compartirlo con nosotros. Lo mejor son las actividades en grupo y la puesta en común, se aprende mucho de escuchar al resto de compañeros.”                                   Alicia S.

“Ahora tengo sobre todo más consciencia en diferentes acciones: respiración, vida cotidiana y cuerpo. Tengo ganas de aprender a mejorar.”                                                                                            Núria C.

“Me he dado cuenta de dónde vengo y cómo me engancho a mis pensamientos y el tiempo que le dedico. Los conceptos que he aprendido puedo aplicar a mí día a día y me ayudan a vivir con más calidad.”

                                                                                         Clara S.

“Tengo mucha más conexión con el momento presente. Capacidad de disfrutar el momento sin tantas preocupaciones, he conseguido aparcarlas durante más momentos. Mucho mejor humor en el día a día. Disfrutar de los demás y de mi misma.”                                               Núria S.

“Soy más consciente de mis pensamientos y de mis acciones, eso me permite estar más centrada y controlar cómo me siento. He aprendido a juzgarme menos, a aceptarme como soy.”                         Mar R.

“Ahora interpreto las situaciones de una manera positiva y con mucha calma.”                                                                              Judith M.

“Me siento más tranquila, tengo más paciencia y soy más objetiva. Sé afrontar los problemas sin obsesionarme.”                       Eva M.

“Me estoy dando cuenta, cuando tengo una dificultad o problema, que puedo analizar la situación y sin juzgar, vivirla.”               Pere R.

“Tengo consciencia de lo que ocurre a mi alrededor y disfruto de las experiencias que surgen. Conecto con las emociones e intento averiguar qué me quieren decir para luego actuar.”                         Patricia R.

“Soy más consciente de lo que hago. Valoro más las cosas. Aprendo constantemente y doy importancia a los pequeños detalles. Disfruto más de las cosas, del momento, sin esperar nada a cambio.”     José A.

“Tengo mayor control y menos pánico ante situaciones de máximo estrés. Me parecen muy interesantes los conceptos de frenar la inmediatez, parar, reflexionar y la autocompasión en momentos duros, el observarme desde fuera.” David R.

“Soy más consciente de mi grado de estrés y estoy a tiempo de modificarlo.” Anabel V.

“He aprendido ser más paciente y compasiva conmigo misma. Reírme de mis propios errores y no juzgar a los demás de forma e intensidad que lo solía hacer. Escuchar más y hablar cuando lo he oído todo. Dejarme llevar por las circunstancias y no molestarme si el día no transcurre como lo había planeado.”                                                               Eva E.

“Intento vivir más despacio. Si estoy alterada me sé calmar. Los enfados, disgustos… no me duran tanto, me juzgo menos.”            Elena. S.

Empresas, con las que ya he trabajado: 

SERHS.jpg
sixense.png
CPL Aromas.png
Fomento_Formació.jpg
HTSI.png
IL3.png
Calafell.png
Lleure Sport.png
Rovira.png